La cantera del rugby en un descampado

Los rugbistas de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid pide un campo para poder entrenar

El Club Deportivo Arquitectura (CDA)  juega –y gana– al rugby desde hace más de 80 años, pero no tiene campo. En lugar de eso cuenta con una parcela de tierra irregular y repleta de piedras en la que sus equipos entrenan. Uno sabe que se trata de rugby porque queda una portería, algo oxidada y doblada entre los árboles, pero podría parecer cualquier descampado.

El pasado del CDA es una historia distinta. Tiene el palmarés más extenso del rugby español si contamos sus logros en categorías amateur, universitaria y la llegada del club a división de honor en el 70, cuando alcanzó sus mayores éxitos hasta los 90. Ahora cuenta con cerca de 500 jugadores, unos 100 empleados y 19 equipos, solo le faltan unas buenas instalaciones.

«Somos como una corte itinerante medieval», se lamenta con humor Javier Olaciregui, presidente del club. Lo dice porque los equipos van de campo en campo para poder entrenar, y se turnan el pedazo de tierra que tienen en la parte trasera de la Escuela de Arquitectura. «Suplicamos tener un sitio para poder hacer nuestros entrenamientos con normalidad», dice Olaciregui.

En el edificio de la escuela hay una rampa de metal por la que se baja a la parte trasera. Unos árboles de hojas rojas custodian un camino de tierra que desciende hacia el campo. Hay piedras y baches, ni rastro de césped. Unos paneles metálicos rompen el terreno de juego antes de llegar a la mitad, detrás hay unas instalaciones de fútbol sala y un aparcamiento. «Antes el campo llegaba hasta el fondo y era de césped, pero nos lo fueron recortando poco a poco hasta que hemos llegado a esto», explica Ricardo Elipe, del cuerpo técnico del equipo sub-18.

«Solemos ir a entrenar al Puerta de Hierro, a Getafe y a otros sitios, a veces muy lejos. Los padres tienen que llevar a los chavales a cualquier parte», dice Olaciregui. Tienen que hacerlo porque existe un déficit de campos en Madrid, y también hay otros en mal estado, pero lo de Arquitectura es el ejemplo más evidente para un club que ha sido una parte vital de este deporte en España

Cuando llueve el terreno es incluso peor, la tierra dura se pega al balón y los jugadores lo notan. «¡Pero bueno! ¡No dais un pase bien!», grita uno de los técnicos, «déjalos, que esto está fatal», replica Elipe. Una de esas nubes primaverales empapa a los chavales y los vestuarios tampoco son gran cosa, «no creo ni que llegue agua caliente», señala Elipe mientras enseña las duchas.

La dirección del equipo ha presionado mucho tiempo para recuperar unas instalaciones adecuadas, y el antiguo rector de la Universidad Politécnica de Madrid se comprometió a facilitarles un nuevo campo. Desde el martes Guillermo Cisneros ocupa el cargo, «no hemos hablado con él ni conocemos a su equipo, así que no sabemos qué pasará», explica Olaciregui, «pero a eso me voy a dedicar estos 4 años que me quedan, a conseguir un nuevo campo». Mientras tanto, las chicas del equipo femenino recogen firmas para entregar una petición formal al rector.

«El viernes pasado hubo aquí una botellona. Pusieron un puesto para que los chavales bebieran mientras nosotros entrenábamos, y esto lo permitió la escuela», cuenta Elipe incrédulo. Aunque para el presidente eso no es lo peor, «se trata de algo menor, lo importante es tener un campo para entrenar», afirma Olaciregui. «Por cosas como esta el rugby está como está ahora, cuando todos teníamos mejores instalaciones la selección le plantaba cara a Italia, pero ahora ya ni eso».

La lluvia da un respiro a los chavales de la sub-18, Elipe se lamenta de que ese día no todos los que tenían ficha habían ido a entrenar. «Luego sale en la tele lo de la final de copa, que lo dieron porque estuvo el Rey Felipe VI, pero el rugby base está así, y este es el futuro», reclama. Javier Olaciregui sabe que es complicado «en un momento de crisis», pero tienen que insistir.

 

 

Texto: Álvaro Bermúdez Caballero

Link noticia: http://madrilanea.com/2016/04/28/rugby-arquitectura-campo/

Homenaje con sabor rojiblanco

Peleas como el mejor

‘Los 50′ y la Fundación del Atlético encabezan el reconocimiento a la figura de Alberto Alaiz, socio rojiblanco que sufrió una grave lesión medular en un partido de rugby

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo vivió un acto diferente a los que habitualmente rodean al fútbol en particular o al mundo del deporte en general. Gracias a la Fundación del Atlético de Madrid y a la asociación ‘Los 50′, entre otros, el socio rojiblanco Alberto Alaiz fue homenajeado como merece en plena recuperación de la grave lesión medular que sufrió durante un partido con el Rugby ACdS-Arquitectura.

En realidad la ceremonia, que comenzó a mediodía y estuvo dirigida por Julio Ruiz y José Antonio Martín Petón, no era sólo para Alberto, sino también para dar voz a toda la gente que sufre este tipo de adversidades pero las afronta con coraje y corazón. “Me tomo esto día a día, fiel al partido a partido del Cholo para seguir adelante y seguir luchando”, dijo el protagonista. Por mensajes como el de Simeone el fútbol sirve como ejemplo de superación para muchas personas.

Además, ésta no es la primera vez que la familia atlética se involucra con este tipo de actos ni que hace uso de los emotivos mensajes que ya se han convertido en patrimonio de la gente que lucha diariamente para alcanzar su sueños. “Si se trabaja y se cree se puede”: lo dijo el propio técnico en el festejo por el título de Liga y a eso se aferran personas como Alaiz, que no están dispuestas a rendirse.

El acto estuvo respaldado por leyendas vivas del Atlético. Adelardo y Luiz Pereira, por ejemplo, acompañaron a las alrededor de 200 personas que asistieron a la ceremonia. El primero, presidente de la Fundación del club, dejó clara la actitud: “Si ha sido una alegría para Alberto y se puede curar cuanto antes, pues mucho mejor; si no, pues seguiremos con él”.

Fernando Torres… y los ‘All Blacks’

En el homenaje también participaron el presidente del club de Rugby de Toledo y el vicepresidente del Arquitectura, con entrega de varios presentes para Ángel Gil, jefe del servicio de rehabilitación del hospital, y Rodrigo Gutiérrez, director general de Calidad y Humanización del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, por su labor y dedicación con los enfermos de medula.

Para Alberto también hubo regalos especiales: la Fundación, por ejemplo, le obsequió con una camiseta de Fernando Torres dedicada y firmada, mientras que Los 50 le entregaron una de sus ya tradicionales bufandas, de las que se sienten especialmente orgullosos: se trata en todo caso del mismo orgullo que tienen por compartir equipo, pasión y ahora peña con un ejemplo como Alberto Alaiz, tal y como recalcó Luis Fuentes, presidente de la asociación.

Por último, y antes de cantar el himno rojiblanco, un jugador de rugby neozelandés regaló a Alberto una camiseta de los All Blacks. Curiosamente, en su primera visita a España había acudido al Calderón y había visto jugar a Pereira… con el que ayer se reencontró. Lo dicho: un día muy especial. Para Alberto y para todos.

GONZALO LAFORA
Fuente: Marca
http://www.marca.com/rugby/2016/02/22/56cae6bb22601d70158b457f.html?uedit=true

Victoria de las chicas de Arquitectura

CRÓNICA GETAFE RC- ARQUITECTURA
Sexta jornada de la Liga Femenina 15/16
El pasado 20 de febrero se enfrentó el equipo femenino de rugby del CD Arquitectura al Getafe RC en el campo de estas últimas. Las Fieras salieron al campo concentradas, con ganas de disfrutar del rugby y de dejarse la piel, como quedó reflejado a lo largo del encuentro.
Pese a la posesión mayoritaria del balón por parte del CD Arquitectura, las jugadoras de Getafe aprovecharon los golpes de castigo a su favor para recuperar balones y opusieron una dura resistencia al ataque de las Fieras. Pese a ello, la continuidad del juego del equipo visitante y su superioridad en defensa permitieron a Arquitectura finalizar la primera parte con 4 ensayos a su favor frente a 3 puntos logrados por el equipo local tras transformar un golpe de castigo.
Sin embargo, las Fieras no se conformaron. Se realizaron cambios de jugadoras tanto de la línea como de la delantera, en la cual ya se había realizado un cambio por lesión al comienzo del primer tiempo. Las Fieras decidieron confiar en su juego, elevar el resultado de su marcador y salir del campo con buenas sensaciones. Se consiguieron balones que se movieron hasta las alas y se corrieron patadas que acabaron en ensayos. Aunque las jugadoras de Getafe no dejaron de plantar cara, lo cual provocó algunos errores de pase de Arquitectura, se siguieron marcando ensayos y transformando la mayoría de ellos, finalizando el partido con 64 puntos a favor de Arquitectura contra 6 a favor del equipo local.
Pese a los errores de defensa, las Fieras siguen mejorando y disfrutando de estos encuentros, aprendiendo del juego de sus rivales y de sus propios fallos. Agradecemos al Getafe RC el divertido y cantarín tercer tiempo del que gozaron ambos equipos. Una vez más, esperamos la rápida recuperación de las jugadoras lesionadas de Arquitectura, y os esperamos este sábado a las 16:00 en el Valle de las Cañas para animar a las Fieras en el partido contra el Olímpico de Pozuelo.
Por Irene Planchuelo